Prevención de la salmonelosis

Google+0Twitter0Facebook2

La infección por salmonella es contagiosa, así que tome las precauciones necesarias para evitar la propagación de las bacterias a los demás. Los métodos de prevención son especialmente importantes al preparar los alimentos o la prestación de cuidados para los bebés, los adultos mayores y personas con sistemas inmunes debilitados. Asegúrese de cocinar bien los alimentos y refrigerar o congelar los alimentos rápidamente.

Lávese las manos

Lavarse bien las manos puede ayudar a prevenir la transferencia de bacterias de salmonella en la boca o cualquier alimento que se está preparando. Lávese las manos después de:

  • Usar el baño
  • Cambiar un pañal
  • Manipular carnes y aves crudas
  • Limpiar las heces de mascotas
  • Tocar reptiles o aves

Mantener las cosas separadas

Para evitar la contaminación cruzada:

  • Guarde la carne cruda, aves y mariscos lejos de otros alimentos en su refrigerador
  • Si es posible, use dos tablas de cortar en la cocina, uno para la carne cruda y otra para frutas y verduras
  • Nunca coloque alimentos cocidos en un plato sin lavar donde había carne cruda

Evite comer huevos crudos

La masa para galletas, helados caseros y ponche de huevo contienen huevos crudos. Si consume huevos crudos, asegúrese de que han sido pasteurizados. Leer más.

Buscar en Salmonelosis.net

Compártelo!

Google+0Twitter0Facebook2