Tratamiento de la salmonelosis

Antidiarreicos para la salmonelosis

Los adultos sanos pueden recuperarse de casos de salmonelosis de leve a moderada sin tratamiento médico. Sin embargo, es buena idea buscar atención médica si se presentan síntomas de intoxicación alimentaria por salmonella, tales como fiebre, vómitos, diarrea y calambres abdominales.

Debido a que la infección por salmonella puede causar deshidratación, el reemplazo de líquidos y electrolitos es el foco del tratamiento. Los casos severos pueden requerir hospitalización y líquidos inyectados directamente en vena (vía intravenosa). Además, el médico puede recomendar:

  • Antidiarreicos. Los medicamentos como la loperamida pueden ayudar a aliviar los cólicos, pero también pueden prolongar la diarrea asociada con la infección por salmonella.
  • Antibióticos. Si su médico sospecha que la bacteria de la salmonella han entrado en el torrente sanguíneo, o si usted tiene un caso grave o un sistema inmune comprometido, puede prescribir antibióticos para matar las bacterias. Los antibióticos no benefician en los casos no complicados. De hecho, los antibióticos pueden prolongar el período de infección y pueden infectar a otros, y pueden aumentar su riesgo de recaída.

Hay que tener mucho cuidado con lo que come una vez que haya contraído salmonella hasta que la infección haya desaparecido. Leer más sobre qué comer cuando se tiene salmonelosis.

Recursos externos